sábado, 26 de mayo de 2018

Rik Lina en las profundidades marinas

Rik Lina, Sepias, 1980

De nuevo por gentileza de Rik Lina ofrecemos un documento de gran interés, que en este caso concierne a sus propias obras.

*

Miles de curiosos fotógrafos de buceo se han dedicado, desde los pioneros Jacques-Yves Cousteau y Hans Hass en la década de los 40, a registrar aspectos de la parte más fabulosa del hábitat natural de nuestro planeta: el mundo submarino. Mi tarea es diferente. Como pintor, trato de poner este mundo en línea con el reino de los sueños y el inconsciente y de utilizar las impresiones como visiones para la imaginación.
Estas fotografías colocadas junto a mis pinturas, dibujos y grabados no han sido hechas por mí, y no las usé como estudio o punto de partida, sino que, encontradas en Internet, me recordaron algunas de mis obras, en su mayoría hechas ya hace mucho tiempo. Colocadas juntos muestran que esas imágenes, consideradas extrañas, surrealistas o incluso increíbles por muchas personas, son simplemente normales en el océano.

Cravan: retorno a Barcelona

Sobre Arthur Cravan parece haber ya cierta inflación de publicaciones, por lo que no esperábamos mucho de este nuevo catálogo del Museo Picasso de Barcelona, motivado por la ya fenecida exposición “Arthur Cravan. Maintenant?” Sin embargo, contiene un par de trabajos muy valiosos y es de una riqueza iconográfica extraordinaria.
Lo presenta demasiado brevemente Emmanuel Guigon, quien ya le había dedicado a Cravan una exposición en 2005 en los Museos de Estrasburgo. En ese catálogo, más pequeño pero tan precioso como este (y sin las enojosas páginas de traducción al esperanto americano que este sí tiene), el plato fuerte era el magnífico ensayo de Georges Sebbag “Arthur Cravan, sobrino de Oscar Wilde”, que se ve ahora trasladado al español. La novedad es otro ensayo de Sebbag titulado “Cravan es surrealista en el desafío”, que raya a la misma altura y donde se comentan todas las referencias bretonianas al incomparable Cravan.
Si en el anterior catálogo ya se reproducían las obras de Archinard, su probable seudónimo artístico, ahora Jean-Paul Morel las introduce y estudia. El otro trabajo importante es el de Aitor Quiney, quien explora su faceta específicamente pugilística (y digo “específicamente” porque Cravan a fin de cuentas no hacía otra cosa que boxear), con destaque estelar para el mítico combate con Jack Johnson, en el que hizo el ridículo ante aquella muralla de caoba de quien diría que “después de Poe, Whitman y Emerson, es el más grande norteamericano que haya existido” -¡tras haber aclarado que era “unos cinco centímetros más bajo que yo”! La sucesión de fotos del combate es una maravilla, pero el resto del catálogo no tiene mucho interés. Hay un artículo sobre Jack Johnson que hubiera encajado mejor en una revista de boxeo, y otro, de puro compromiso y que no merece ni un minuto de atención, sobre Picasso boxeador (Cravan hubiera tumbado a ese retaco de un simple codazo). Al final, Erich Weiss trata de la desaparición de Cravan y hace desfilar a una serie de modernos artistas “escapistas”, pero ninguno de ellos le llega a Cravan ni a la suela de los zapatos.
El reportaje que acompaña esta nota nuestra es la primera vez que es reproducido, en la página 118 del catálogo.

jueves, 24 de mayo de 2018

"Triplov" y el surrealismo

Alfonso Peña, en Triplov

La publicación portuguesa Triplov ha forjado un número muy rico, en colaboración con Matérika. Cada apartado combina poesía escrita y poesía visual, funcionando perfectamente combinaciones como las de Cesariny y Zuca Sardan, Ludwig Zeller y Susana Wald, Claudio Willer y Pnina Granirer, Rodrigo Verdugo y Carmen Santos, Rik Lina y Óscar Jairo, Enrique de Santiago y Carlos M. Luis, Beatriz Hausner y Lennín Vásquez. Rodia Ibaveda y Miguel Lohlé, etc. Destaquemos también  los teléfonos de Amirah Gazel, las pinturas de John Welson y de Nicolás Saião, los montajes fotográficos de Misiano-Genovese, los collages de Fernando Fuão y de Alfonso Peña, los poemas de Carlos Barbarito y Cruzeiro Seixas... Pero el lector podrá acceder a todo lo que estas líneas prometen y mucho más.

Richard Misiano-Genovese, en Triplov

Poesía de Henrique Tavares

Henrique Tavares, detrás a la izda.;
delante, M. Cesariny, A.J. Forte, V. Martinho.
Café Royal, Cais do Sodré, c. 58-59 

Figura secreta del surrealismo portugués, al fin Henrique Tavares ve su obra rescatada. Este primer volumen se consagra a su poesía –con sus tres libros publicados: O missal do aprendiz de feiticeiro (1959), Os livros sibilinos da Lusitania (1960) y Ódio de bacante (uma gesta orgánica) (1962)–, y seguirán un tomo de inéditos y otro con su obra plástica.

David Coulter: “Nostálgico pronóstico”

David Coulter expone sus collages, hasta el 20 de julio, en la galería Oeno Vino, de Arwater Village.


lunes, 21 de mayo de 2018

Los fotocollages cinéfilos de Pierre-André Sauvageot

Pierre-André Sauvageot, fotocollage

Este miércoles se inaugura en la Galérie Malebranche de París la exposición de los fotocollages de Pierre-André Sauvageot que ilustran la flamante (y llameante) obra de Alain Joubert Le cinéma des surréalistes, a la que dedicaremos dentro de unos días una reseña.

Katerina Pinosová


Se inauguró el pasado viernes en el Terezín Memorial–prolongándose hasta el 31 de octubre– la exposición de Katerina Pinosová “Hermanos del hilo rojo”, sobre la que habla la propia artista en la siguiente nota.